Categorías

03 abril 2012

Homo natvra est

clicar sobre la imagen para ampliarla
Esta obra fue seleccionada para formar parte de la bienal Art Mix, edición 2011, celebrada en el centro de arte contemporáneo Can Sisteré, de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona). En el catálogo pueden verse todas las obras seleccionadas.


A continuación, expongo la descripción conceptual de la obra que me solicitó el comisario de la exposición, Albert Mercadé:
La idea que quise representar es sencilla, que el ser humano es parte de la naturaleza. La ciencia nos demuestra que compartimos aproximadamente un 98 % de nuestros genes con los chimpancés, que compartimos un 61 % del material genético con la mosca del vinagre y que, incluso con las plantas, compartimos algunos genes. Los conocimientos proporcionados por la genética y la teoría evolutiva han venido a confirmar el hecho de que toda forma de vida en la Tierra está emparentada en mayor o menor grado.

La comprensión profunda de la pertenencia a un todo debería conducirnos a desarrollar un mayor respeto hacia nuestro entorno y los demás seres vivos. Sin embargo, todavía no se ha llegado a realizar un verdadero cambio de valores ni a desarrollar la suficiente empatía por las especies con las que compartimos el planeta. Es por eso que conviene señalar, cuantas más veces mejor, que somos animales mamíferos del orden de los primates, hasta tomar plena conciencia de lo que esto significa.

Hasta ahora, nuestro lado más “humano” se ha cobrado muy caro (ambientalmente hablando) el alcanzar el actual grado de desarrollo. Paradójicamente, debe ser este desarrollo técnico y científico el que nos permita salir del entuerto medioambiental en que estamos (léanse las energías renovables a modo de ejemplo). Sin embargo, el verdadero motor del cambio en nuestra relación con el entorno debe producirse a través de un desarrollo ético paralelo al científico. Esta es mi esperanza para el siglo XXI.

27 marzo 2011

11 marzo 2011

El torturador arrepentido

Clicar sobre la imagen para ampliarla
Óleo sobre lienzo; este cuadro fue pintado para realizar
el cartel de la obra de teatro "El Torturador Arrepentido", de Carlos Salem,
y a la que ha dado vida la Cía. Brétema Teatro (Marzo 2011)
Oil on canvas. This painting was originally conceptualised as
the poster for 'El torturador arrepentido' ('The Reformed Torturer'), by Carlos Salem;
a play that was brought to life by the Brétema Teatro in March 2011.

Después de darle bastantes vueltas al motivo del cuadro, este ha sido el resultado. Mi principal objetivo era el de transmitir, en la medida de lo posible, la atmósfera que se respira en la obra. Fantástica obra de teatro por cierto, fantástica en sí misma y por la vida que le han insuflado, no sé si a costa de parte de las suyas propias, tanto los actores como, especialmente, la directora María Suanzes. Tanta vida le han dado a su obra que una pequeña parte ha servido para parir este hijastro de pintura, este monstruo de Frankenstein inspirado en la luz y, sobretodo, en la oscuridad de Rembrandt... ¡Qué grande Rembrandt!
Having contemplated the main idea behind the production time and time again, this was the end result. My main objective was to capture and transmit the atmosphere that permeates throughout as much as possible - an atmosphere brought to life by fusing the fundamentally brilliant idea behind the play with the outstanding performances of both the cast and the Stage Director, María Suanzes. The end result was an all-round brilliant theatrical production. Tapping into the sheer energy breathed into this work helped me to give birth to this brainchild of mine... a Frankenstein-like monster inspired by Rembrandt’s powerful use of light and dark contrasts. Oh, Rembrandt... where are you now?!

10 enero 2011

Esculturas

Año 2010
Barro refractario blanco

                                                Año 2009
                                               Barro refractario

Estas dos esculturas son fruto de mi corta pero estimulante experiencia en el arte favorito de Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni, Miguel Ángel.  Yo, en cambio, no me pronunciaré sobre qué es mejor, si la pintura o la escultura, y simplemente diré que ambas me agradan y que me siento muy cómodo con estas dos formas de expresión. Fue para mí todo un descubrimiento pasar de crear en 2D a hacerlo en 3D, y sé que aunque hace tiempo ya que no hago esculturas, antes o después, volveré a hacerlas. De hecho, la escultura de la chica "culona" y fusionada en parte con la roca, nació de una idea que traté de representar varias veces y sin mucho éxito por medio del dibujo. Esta idea "quería" ser, sin duda, una escultura.
Agradezco desde aquí a Maru Ventosa, otra apasionada de este arte, las generosas enseñanzas, consejos y motivación que me inculcó en su taller. ¡Gracias!
On a personal level, I cannot state a preference for painting over sculpture, or vice-versa; I simply love both mediums, and feel very comfortable with these unique forms of expression. The transition from 2D to 3D was a real breakthrough for me, and although I haven’t worked on sculpture in a while, I know that, sooner or later, I will be brought back to it. Indeed, this ‘Big-Assed Lady Partially Fused to a Rock’ sculpture (above) was born from an idea that I attempted to paint on numerous occasions, but failed in my efforts every time. It seems this particular idea was destined to become a sculpture!
I would like to thank the highly passionate and talented Maru Ventosa, for her generous teachings and advice, and the tremendous motivation she instilled in me at her workshops. Cheers!

31 diciembre 2010

"En Cadaqués" y "Concierto"

            
                     Óleo sobre lienzo                                                                   Óleo sobre lienzo
                        65 x 50 cm                                                                                65 x 50 cm
                        Año 2009                                                                                  Año 2008


     Estos son mis dos primeros cuadros "oficiales", los primeros que di por terminados... y ahí van un par de reflexiones:
                   ¡Qué difícil es saber parar!
                   ¡Cuántas veces habré estropeado una parte de un cuadro por querer mejorarlo!